Un invento que puede cambiar tu vida ;-) la copa menstrual

Lo único negativo de la #copamenstrual es no haberla conocido antes. Me parece increíble que no me haya enterado de su existencia hasta hace poco más de un año, cuando empecé a investigar sobre el #zerowaste . Y es que la publicidad y la economía del usar y tirar no dan lugar para soluciones #sostenibles para la #higienefemenina .

Quién me iba a decir a mí que a los treinta y muchos me iban a descubrir algo nuevo sobre la higiene menstrual…pero es que muchas veces estamos tan atrapados en lo que pensamos que debería ser, que no se nos ocurre pensar “outside the box” y buscar nuevas alternativas. 

El caso es que la copa existe desde mediados del XIX (impresionante, ¿no?) y ha ido evolucionando con materiales cada vez más cómodos y saludables. Es una pequeña copa que se inserta en la vagina y allí el líquido menstrual se va almacenando. Beneficios de su uso:

  • Es muy cómoda, una vez que encuentras tu talla y te acostumbras a usarla. En este enlace de Mariana os explica muy bien qué tipos hay y cómo se inserta.
  • Puedes llevarla casi todo el día sin necesidad de cambiarla. Su capacidad es de 30 ml, que constituye la tercera parte del volumen de sangre que pierde una mujer en cada menstruación en promedio, por lo que pueden permanecer hasta 12 horas sin necesidad de vaciarse. Es tan cómoda que se te olvida que la llevas puesta! Hasta a veces tengo miedo de que se quede ahí, porque se me olvida que la llevo. Puedes contar con doce horas de protección, cosa que ninguna compresa o tampón ofrece.
  • Es higiénica siempre y cuando la usemos bien. Yo la lavo siempre bien con agua y jabón y la suelo estirilizar una o dos veces durante el ciclo menstrual y cada vez que la uso pro primera vez.
  • No necesitas basura en el baño, te basta con un lavabo donde limpiarla bien. Si estás en un baño público, puedes vaciarla en el retrete y guardarla en el bolso en su funda hasta que llegues a casa.
  • La copa dura hasta 10 años, es ecológica, fácil de usar y limpiar.  No vas a generar residuos por ello durante 10 años ;-).
  • Además, la copa recoge el flujo, no lo absorbe, por lo que es una opción mucho más sana para el cuerpo. No contiene agentes blanqueadores como los tampones ni sustancias químicas perjudiciales y la puedes usar sin riesgo de contraer el famoso shock tóxico. No reseca el canal vaginal y, al revés que las compresas y tampones no crea malos olores.

En España hay de producción nacional y las puedes encontrar en @usaryreusar ¿La conocíais?

P.D. Cómo la copa menstrual puede cambiar el mundo de las mujeres y niñas en países en desarrollo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.