Despertar el instinto

Lo tenía bien adormecido, como una bestia mansa, apenas me acordaba de él. Pero la maternidad te hace despertar el impulso, te recupera el olfato, esa sabiduría que sale de dentro de tu estómago y que ruge como un león cuando uno de tus hijos está en peligro. Esa intuición de saber qué les pasa por la cabeza sin haber hablado siquiera con ellos, sólo con mirarles la cara. Ese instinto que tenía callado, ahora cuando soy madre lo experimento de vez en cuando, y aunque mi cabeza y mis pensamientos intenten silenciarle, cuando se trata de mis hijos, siempre gana la batalla.  Por mis hijos mi instinto se hace camino, va derribando los muros de las convenciones sociales, hace huecos en la cárcel de mi vergüenza y mi educación y acaba imponiendo su criterio, cueste lo que cueste.Read More

Kokon: decoración y lifestyle en Múnich

Nunca me canso de entrar en “Kokon” y simplemente darme una vuelta por sus tres pisos de exposición de muebles, elementos de decoración y libros. Y no sólo recomiendo entrar en esta tienda a todos los adictos a las tiendas de decoración como yo, sino a cualquier turista que pasee por Múnich. Porque Kokon se ubica en los primeros pisos del “Lenbach Palais”, en el “Lenbachplatz” (plaza de Lenbach), en pleno centro de Múnich y todavía se puede apreciar en su interior el patio del palacio y disfrutar de cómo se ha integrado la renovación de estilo moderno del edificio manteniendo alguna de sus peculiaridades arquitectónicas del pasado.

Read More

Hoy viene el Nikolaus ¿conocéis de dónde viene esta tradición?

Hace mucho, mucho tiempo, vivía en Patra (Turquía) un niño llamado Nicolás, que a la muerte de sus padres heredó la gran fortuna que éstos tenían. Su anhelo de bondad y de compartir con los demás le llevó a regalar toda su riqueza a los pobres y a dedicar su vida a predicar las sagradas escrituras. Fue nombrado obispo de Myra (a 60 kilómetros de Patra) donde siguió entregándose a los más desfavorecidos. El día de su cumpleaños, ataviado con el abrigo de obispo llenaba unos sacos con mandarinas, nueces, manzanas y panecillos de miel y los repartía acompañado de su burro entre los niños de la ciudad, tradición que mantuvo hasta su muerte, el 6 de diciembre del año 352.

Read More