Receta limpiador multiusos casero y ecológico: limpieza zerowaste

limpieza zerowaste

Una de las ventajas que he descubierto en las alternativas “sin plástico” o “zerowaste” es la simplicidad. Cuanto más ecológica quieres llevar tu vida, más simple y sencilla se convierte. El tema de la limpieza ha sido el más fácil de cambiar. Y eso que yo era y sigo siendo una “histérica de la limpieza”. Hace dos años en mi armario de limpieza no había huecos libres: un desengrasante para la cocina, el detergente para la vajilla, el limpia cristales, el desinfectante para el baño, el abrillantador de placas de cocina, la lejía, el amoniaco, la botella para el suelo de la cocina, la otra para el suelo del baño. Y a todos estos potingues de los cuales desconozco su composición había que añadirle miles de bayetas, guantes, estropajos diversos y utensilios varios para dejar la casa como los chorros del oro. Sí, todo quedaba como los chorros del oro y con ese olor que a mí por aquel entonces me evocaba a “limpio”…más que a “limpio” lo que olía en nuestra casa era a químicos y perfumes baratos.

Cuando empecé a investigar un poco el movimiento “zerowaste” o “plasticfree” me di cuenta de que uno de los principales focos de químicos y plásticos de mi casa era este arsenal de mezclas para limpiar. Y empecé a mirar alternativas, hasta que encontré que un multiusos casero a base de vinagre tiene los mismos efectos que todo lo que venía usando hasta entonces. Y después de eso empecé a fijarme en las fibras en las que se componían mis bayetas y estropajos, los cuales tiraba cada poco tiempo para sustituir con nuevos…total, eran tan baratos. Sin ningún tipo de mala conciencia tiraba a la basura los estropajos sin pensar en el impacto que pueden tener en nuestro ecosistema. Porque si somos sinceros, ¿cuánto tiempo crees que tardan en descomponerse en la tierra?

Me cuesta reconocer el despilfarro con el que he vivido hasta ahora y la ingenuidad o inconsciencia con la que he comprado hasta bien poco productos de limpieza. ¿Nunca antes me había parado a pensar la de productos peligrosos que tengo en casa? ¿Nunca me he planteado si eran necesarios o no? Es tan fácil dejarse llevar y hacer lo que hace el resto, comprar lo que ves en la tele y no parar a pensar en las consecuencias de nuestras acciones. Y lo que más gracia me hace, estamos tan acostumbrados a pensar que tal y como nos comportamos es correcto, que no entran en nuestra cabeza alternativas. Hasta hace poco me parecía IMPOSIBLE limpiar bien sin un limpia cristales de tal marca y un desengrasante de la otra. IMPOSIBLE. Y en cambio, tras varios meses de experimentar, me doy cuenta de que sí es posible prescindir de todo ello.

Y si alguien se anima os cuento un poco lo que hay en la foto y mi receta de multiusos:

  1. El estropajo es totalmente compostable – ¿existe este palabro?- de fibras naturales. Lo compro en una tienda, pero para las mañosas, he visto en muchas páginas webs que con una cuerda puedes ganchillear tu propio estropajo.
  2. Las bayetas son de algodón y lino biológicos, se pueden lavar en la lavadora y cuando ya no los puedas usar más se pueden tirar al compost.
  3. Los estropajos con mango idem que el resto. Las cerdas se pueden cambiar como recambio y así no tirar todo el palo al compost. La madera y las cerdas pueden ir al compost. El alambre puede reutilizarse en casa.
  4. Mi botella difusora para el multiusos es de acero inoxidable (salvo la boquilla). Estuve un tiempo usando una reutilizada de las miles que tenía por casa hasta que se rompió el difusor y la tuve que reemplazar. Y me gusta como queda a la vista.

Y aquí la receta del multiusos: es tan sencilla….

  1. 2/3 partes de agua
  2. 1/3 parte de vinagre blanco (compra el vinagre si puedes en botella de cristal siempre, salvo que tengas un sitio donde comprarlo a granel).
  3. en función de la cantidad que hagas puedes poner entre 6 y 20 gotitas de aceite esencial de arbol de té o de limoneno. Puedes escoger el que más te guste. Yo empecé con lavanda pero no me convencía y desde que he descubierto el limoneno me gusta mucho más el olor a fresco que deja. Los aceites esenciales como ya comenté aquí son desinfectantes naturales, así que perfectos para limpiar.

Si alguien se anima que me diga. Yo lo uso para la cocina, los cristales y el baño. El secreto además es limpiar siempre que se pueda con agua muy caliente. Para algunos detalles como limpiar la cal, la vajilla o la lavadora sigo haciendo mis pruebas que ya publicaré por aquí.

P.D. Mis primeros pasos zero waste

P.D. Porque los pequeños gestos sí importan

3 thoughts on “Receta limpiador multiusos casero y ecológico: limpieza zerowaste

  1. Hola Caru, la verdad es que este tema me interesa mucho por varias razones, principalmente por seguridad: cada vez que limpio la trona del pequeño me pregunto si será seguro hacerlo con los limpiadores tradicionales… Y la fórmula que propones, ¿sirve para el suelo también? ¿Y para el horno, la placa y eso?; ¿vinagre blanco es de vino o también sirve el de manzana? (Es el que tengo ahora en casa). Llevo buscado un pulverizador bastante tiempo y lo encuentro nada. En Berlín he visto estropajos como los tuyos pero de envases con pulverizador, nada de nada. Muchas gracias y un beso.

    1. Hola:
      Te cuento un poco en general lo que uso en casa desde hace más de un año. Ya sólo compro jabón (aquí lo llaman Kernseife), carbonato (no confundir con sosa, aquí se encuentra bajo Waschsoda en cajas de cartón o a granel), bicarbonato de soda (aquí se llama Natron y también se encuentra en cajas o bolsas de papel), vinagre blanco o concentrado de vinagre (aquí se llama Essig o Essigessenz y se encuentra fácilmente en botella de cristal, a granel no lo he encontrado todavía) y ácido cítrico (Zitronensäure en polvo en envase de papel, a granel tampoco lo he encontrado). Para dar aroma y como desinfectante los aceites esenciales.

      En general tengo un difusor con vinagre, agua, aceite esencial de limonello y algo de jabón líquido (este lo hago a base del jabón en pastilla). Esta mezcla la uso para la cocina en general. Cuando hay algo muy sucio (por ejemplo la pila) echo una mezcla de polvos de Washsoda o Natron con Zitronensäure y al poner agua caliente es efervescente y limpia bastante bien. Estos polvos los puedes usar para el horno también. Eso sí, lejos de tus peques porque pueden pensar que es azúcar o algo así y probarlo. Recuerda que son polvos potentes así que con que pongas un poco es suficiente. El agua cuánto más caliente mejor limpiará.

      Para cristales, suelo de madera y muebles uso agua con vinagre. El trapo siempre muy escurrido en el caso de las maderas y ya está. Si hay alguna mancha en concreto puedes frotar con el jabón líquido.

      Para el baño una mezcla en pulverizador de agua, con vinagre, aceite esencial de arbol del té o limonello y algo de ácido cítrico (una cucharadita máximo). Y para el inodoro o si la bañera está muy sucia uso la misma mezcla de polvos que para la cocina. Cuánta más caliente esté el agua que usas mejor limpiará. Eso sí, basta con pocos polvos para limpiar.

      Como pulverizador tengo uno de aluminio que compré online en una tienda de peluquería. Me gusta y es cómodo pero me llegó con mucho embalaje, así que el otro que tengo para el baño lo reutilicé de un limpiador de baños ecológico de la marca sonett que compré.

      Si tienes dudas o crees que estos limpiadores no son lo suficientemente eficaces puedes comprar de la marca Sonett. Me parece una buena opción dentro de las marcas ecológicas.

      Esto así en plan breve, pero a ver si saco tiempo y hago un post más extenso sobre eso. Además, ahora tengo un libro que se llama “4 ingredientes sustituyen una droguería” y que explica un montón de remedios “caseros” para limpiar la casa, pero también para cuidar las plantas, el jardín, para luchar contra plagas de hormigas y otras cosas más.
      Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.