Papel de baño sostenible

papel higiénico recicladoCuando alguien empieza a interesarse por el movimiento zerowaste y reducir sus residuos, siempre acaba pensando en el papel del baño. ¿Cómo limpiarse las partes más íntimas sin generar residuos de más?

Creo que como en todo, hay que buscar el punto medio. Me gusta mucho el estilo de vida zerowaste,  pero no lo llevo hasta sus últimas consecuencias. En primer lugar, porque no vivo sola y no todos en casa comulgan igual con esta forma de vida y, en segundo lugar, porque entiendo que a día de hoy hay productos que no puedo encontrar sin envoltorio, como son los medicamentos o mi líquido de lentillas, mismamente.

Pero algo que he aprendido de la comunidad zerowaste es que el camino no es el de la perfección (porque nos volveríamos locos), sino más bien el de tomar siempre la mejor opción que tengamos.

Plantearse qué estamos comprando

Y de eso quería hablar hoy: mi mejor opción en cuanto al papel del baño. Por eso no voy a hablar de alternativas al papel higiénico, porque no las practico. Más abajo os cuento qué opciones hay, para quien se anime, o simplemente tenga curiosidad, pero volviendo al papel del baño, creo que es importante saber qué recursos consume y por qué es importante buscar la opción más sostenible:

  • Uno de cada cinco árboles del mundo es talado para la producción de papel. Esos árboles son transportados  para responder a nuestras necesidades de papel (en general, no sólo papel higiénico).
  • Según la revista WorldWatch a diario se usan en el mundo el equivalente a 270.000 árboles en papel higiénico.
  • Para que el papel tenga un color blanco inmaculado, y sea suave como la seda, requiere de productos químicos contaminantes, así como fragancias artificiales y tintes.
  • El papel higiénico reciclado consumo recursos, pero muuuchos menos que el convencional: en este enlace podéis ver un análisis de Greenpeace Alemania sobre el impacto de papel higiénico reciclado y su diferencia con el papel normal.

Nuestra mejor opción

La mejor opción que nosotros hemos encontrado al papel higiénico habitual es el papel higiénico reciclado, fabricado en Europa, con una producción de carbón neutral y sin envoltorio de plástico.

Este papel es gris, no blanco, pero eso nos da igual. Le da un toque rústico a nuestro baño. Al no llevar tantos aditivos como otros, no es tan suave como los que estamos acostumbrados, pero tampoco es una lija y se puede usar por toda la familia sin problemas.

Es importante no comprar cualquier papel reciclado, sino mirar que sea lo más ecológico posible, por ejemplo que venga sin pegamento (para que las capas queden fijas normalmente se usa pegamento).

Otra característica a tener en cuenta es que sea producido en tu región o continente. Y así evitar gastos de transporte.

El papel reciclado sin envase de plástico que compramos lo venden en Múnich en “Ohne”  y en “Plastikfreie Zone” y si no en esta web alemana.  El rollo es mucho más caro que uno convencional, pero para ello tiene muchas más capas y aguanta mucho más. Y además estás pagando un producto hecho con “Carbón neutral”.

Lamentablemente NO he encontrado nada parecido en España, así que hasta que no se lance alguna tienda a comercializar el papel ecológico sin envase de plástico, habrá que seguir tirando del ecológico envasado en plástico.

Otras formas de lavarse sin papel

En fin, no podía terminar este artículo sin citar otras formas de limpiarse el culete de forma sostenible:

  • Bidé: Sí, su uso originario era para limpiarse las zonas íntimas, pero en casa de mis padres lo usábamos para los pies. En Alemania todavía no he visto ningún baño con bidé.
  • Toallitas húmedas reutilizables: Como las que uso para mi bebé. Son de fibras naturales, se mojan y después de usar se aclaran. Después de unos pocos usos, se lavan a 60 grados.

¿Qué? ¿Os animáis a cambiar al papel higiénico gris?

4 thoughts on “Papel de baño sostenible

  1. ¡Hola Caru!
    Que bien, hacía falta dedicar una entrada al papel de baño, parece que a todos nos da vergüenza hablar sobre él.
    Sí, en España es imposible encontrarlo sin que venga envuelto en plástico (o por lo menos yo no lo he encontrado y mira que buscado). La gran mayoría del pepel tienen en tiendas ecológicas viene de fuera y plastificado.
    Nosotros en casa, a la antigua usanza, estamos utilizando el bidé, y aunque no tenemos problema… .la verdad que nos encantaría encontrar una alternativa. Necesitamos una empresa como está a la española https://au.whogivesacrap.org

    1. Si, Fer, totalmente de acuerdo. Parece que da vergüenza hablar sobre éstos temas jajajaa. Y en cambio, lo del bidé en el fondo es mucho más higiénico, porque te lavas mejor. En cualquier caso, hay mucha imaginación y mucho emprendedor dedicado a diseñar productos sostenibles y cada vez hay más opciones. Si los consumidores pidiésemos más productos sostenibles, seguro que muchas empresas ya estarían apostando por ello.
      Un abrazo,
      Caru.

  2. Hola
    Yo me he puesto en contacto con renova y me han ofrecido una edición de coleccionista a precio de oro….

    podríais enviar mails e insistir, que como nos da vergüenza, no insistimos. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.