Mi armario sostenible

FullSizeRender

El armario sostenible perfecto sería un armario con la ropa mínimamente necesaria y toda ella sostenible, es decir que desde su creación hasta su venta directa ha seguido unos estándares mínimos de sostenibilidad social y medio ambiental.

Pero como lo perfecto es enemigo de lo bueno y muy pocos de nosotros podemos presumir de haber comprado siempre prendas “verdes” o de comercio justo, aquí os dejo con algunos consejos que estoy adoptando para tener un armario lo más sostenible posible.

  1. Despréndete de todo aquello que no usas desde hace años (salvo tu vestido de boda, claro). El “lo guardo por si acaso” no sirve, porque al final el armario está lleno de prendas que o te sientan mal o no te gustan y que sólo ocupan espacio en las perchas y no te dejan ver con libertad todo lo que tienes. Yo hice ese ejercicio hace un mes aproximadamente y me deshice de muchísima ropa que repartí entre amigas y los contenedores de ropa usada de mi barrio y, aunque creo que no he quitado todo lo innecesario, tengo toda mi ropa a la vista, ordenada y por las mañanas puedo decidir mucho mejor qué ponerme. Además, me he dado cuenta de que me sientan bien (o eso creo yo) determinados tonos y estilos y que con unos buenos vaqueros, una camisa blanca básica y unas bailarinas voy mucho más elegante que con las miles de faldas que amontonaba en mis baldas.
  2. Dialoga con las marcas. Como consumidores a veces nos da apuro o pereza preguntar a los dependientes de las tiendas dónde se han fabricado las prendas o de dónde vienen los tejidos, pero si todos mostráramos el mismo interés por comprar ropa de comercio justo y de materiales ecológicos la industria de la moda ya se hubiese puesto las pilas en ofrecer lo que buscamos. Así que no te de apuro preguntar sobre la procedencia de lo que vas a comprar.
  3. Fíjate en las étiquetas. Analiza y mira dónde se han producido y con qué materiales. Estas etiquetas te van a ayudar:
    • El certificado GOTS  es una norma mundial en el procesamiento de textiles hechos con fibra orgánica, que incluye criterios ecológicos y sociales, y sustentada por certificadores independientes en toda la cadena de provisión textil.
    • Otra etiqueta que te va a dar pistas sobre la ropa es el Fairtrade cotton que representa a empresas que usan por ejemplo algodón fabricado de forma orgánica, a precios justos y respetando unos estándares sociales mínimos para sus productores y artesanos.
  4. Menos es más. Invierte en prendas de mejor calidad, cuyas marcas defienden unos criterios de protección social básicos para sus empleados y que utilizan tejidos y tintes respetuosos con el medio ambiente. Estarás de esta forma además apoyando como consumidor a unas empresas que apuestan por la nueva economía social y estarás mandando un mensaje claro al mercado: “no queremos más fast fashion”.
  5. No tires tu ropa sin antes intentar darle un nuevo uso. Si eres mañoso igual hasta puedes arreglarlo cosiendo o si no, rediseña y convierte la falda rota en un bolso. Mirad este tutorial de 2ndfunniestthing  . En el peor de los casos siempre podrás hacer trapos de cocina para fregar.
  6. Investiga las tiendas de segunda mano, muchas veces tienen tesoros insospechados y de esta forma estás practicando una de las 5 R’s de la vida sostenible , la de reutilizar. ¡Dale una nueva oportunidad a esa cazadora de cuero tan chula!
  7. No te dejes llevar por los impulsos consumistas y antes de comprar algo pregúntate si de verdad lo necesitas o si no tienes ya en tus cajones algo parecido. ¿A quién no le ha pasado que se ha comprado la típica camiseta blanca con volantes que ya tenía casi igual en su armario? ¿O por qué nos compramos un bolso de piel marrón más para nuestra colección de bolsos sin usar?
  8. Tiendas de ropa sostenible, dónde encontrarlasY tiendas que venden moda sostenible las hay, aunque a veces cueste encontrarlas. En Múnich por ejemplo ya he hablado de Isar Gold y de Clara Niggel , pero en Internet hay una gran variedad.
    • La web de Gansos Salvajes   es un magazine online que comparte ideas y marcas de belleza y ropa sostenible en castellano.
    • La web Move to slow recopila numerosas tiendas de marcas sostenibles.
    • Las chicas del genial blog Esturirafi comparten en esta entrada 21 tiendas de moda sostenible.
    • La estilosa web The Good Trade presenta a emprendedores y productos con ideas de negocio sostenibles y nuevos productos respetuosos con nuestro entorno.
    • Una marca española de niños que me gusta mucho es  Tynicottons . Fabrican en Europa respetando el comercio justo.
    • Para ropa interior hay muchas opciones y verás que su tacto al ser de tejidos orgánicos es mucho más agradable que las marcas más baratas. En esta web alemana puedes ver diferentes marcas de ropa interior sostenible.
    • Estas dos marcas alemanas tienen ropa muy bonita: Armadeangels y Lilika-Eden por poner un ejemplo.
    • Y también en el caso de los accesorios hay muchas marcas que están apostando por producciones sostenibles y sociales como por ejemplo los chicos de Numon Barcelona con sus bolsos a base de telas reutilizadas o los diseños de Marko Taylor que produce en Kenia con trabajo digno ayudando a pequeñas poblaciones a salir del círculo de la pobreza.
    • Mela Wear tiene un diseño digamos que muy hipster con unas mochilas preciosas.

Y recuerda, la industria de la moda es una de las más contaminantes y más explotadoras que existen. Según el Instituto de Moda Danés un 25 % de los químicos producidos a nivel mundial son para la producción de textiles y la industria de la moda es el segundo contaminante después de la agricultura de nuestras aguas.

¿Cómo lleváis el tema de la ropa? ¿Tenéis ya localizadas alguna otra tienda interesante? Estaré encantada de conocer más opciones.

10251536_22010251536_3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.